Quién fue María Peralta y por qué el estudio de FM Piltri y TV Patagonia se llamará así

Hoy 9 de agosto de 2023, esta empresa comunicacional hará formal el nombre del estudio de FM Piltri y TV Patagonia de El Bolsón. Por eso, conmemorando la fecha de su natalicio, el nombre de “María Peralta” estará presente en cada una de sus transmisiones, junto al recuerdo de una referente social comprometida con su comunidad.
Quienes la conocieron saben la gran persona que fuera en vida. Y, para quienes no la conocieron, hoy en nombre de su familia, queremos contarles un poco de su vida.
Ella nació en la zona rural cerca de El Bolsón en 1936, y vivió gran parte de su vida en el campo (en El Foyel y Los Repollos) donde realizó una gran tarea social. Lo primero que recuerdo -dice su hija Lili- fue su rol de alfabetizadora. Como era una zona muy alejada, era difícil que los niños pudieran asistir a una escuela. Siendo muy pequeña, me acuerdo que una familia que había ido a trabajar en cercanía como leñadores, le pidieron a mamá si les enseñaba a leer y escribir a sus hijos, eran cuatro o cinco hermanitos. Y mamá armó una pequeña aulita en nuestra humilde casa, compró cuadernos, lápices y se dedicó a alfabetizar a esos niños y, por supuesto a nosotros también hasta que pudimos concurrir a la escuela, una vez que nos mudamos a otra casa más cerca de la Escuela 150, en el paraje Los Repollos (Tres Puentes Arriba).
Como ella sabía leer y escribir, tenía la escuela primaria hecha, también llegaban algunos vecinos que necesitaban hacer una nota, o algún escrito para las autoridades, la buscaban a ella para que los ayudara con las redacciones de las misas.
Nuestra madre sabía colocar inyecciones, cosa que había aprendido por necesidad ya que desde el campo no se podía llegar todos los días al hospital. Como los vecinos sabían esto, la llamaban cuando necesitaban de su atención. A veces debía trasladarse varios kilómetros a caballo para poder llegar a tiempo y ayudar al vecino o vecina que la necesitaba, no era frecuente pero lo hacía cuando se lo solicitaban, -recuerdan sus hijos.
Hizo el Curso de Enfermería a distancia y las prácticas en el Hospital de Bariloche, desgraciadamente cuando pudo trabajar, ya que la fueron a buscar desde el Hospital de El Bolsón, no se encontró la documentación que necesitaba en el Hospital de Bariloche, y el Certificado que ella tenía se nos quemó en el incendio de nuestra casa en Los Repollos.
Puso su casa al servicio de Salud pública, en forma gratuita, recibiendo a los primeros Agentes Sanitarios, que llegaron a la zona rural, desde el Hospital de El Bolsón, ellos eran Chiche Merino y Jorge Garrido. Cada dos meses, los recibía en nuestra casa, por uno o dos días, y les prestaba sus caballos para que hicieran el recorrido ya que las poblaciones estaban bastante alejadas una de otra. Ellos llevaban vacunas, principalmente y realizaban la atención primaria.
Era católica practicante, por lo que también la llamaban en casos urgentes como fue el caso de un bebito muy enfermo al que le dio el Agua Socorro (bautismo de emergencia) por expreso pedido de la familia.
Cuando nos trasladamos a estudiar al pueblo, ella tuvo que renunciar a su vida tranquila en el campo y se vino con nosotros, pero no dejó de trabajar por el bien común, “por el reino de Dios” como le gustaba decir, es más, siempre estaba trabajando para la Iglesia, dando catecismo, actividad que comenzó a realizar en la zona rural y para eso viajaba desde El Bolsón hasta la escuela 150 (distante a 25 km de ripio) y muchas veces haciéndolo a dedo para llegar con el evangelio. Ella lo hacía con mucho entusiasmo y amor, con el paso del tiempo también lo hizo acá en el pueblo, dio catecismo en la escuela Hogar. Trabajo para Caritas y fue elegida miembro del Consejo Episcopal Parroquial.
Su último gran aporte a la Iglesia y a la fe católica fue la de colocar una imagen de la Virgen de los Milagros en la zona de los dos puentes, sobre Arroyo Los Repollos, lo hizo Junto a los miembros de la Iglesia que autorizaron y ayudaron para lograr este cometido, para que las personas encuentren donde refugiarse antes sus necesidades y aflicciones.
Amante de la naturaleza. Respetuosa de los ciclos de cada planta, árbol, animal mantuvo siempre el contacto con la madre tierra, enseñando sus aprendizajes y compartiendo sus saberes con quienes quisieran saber y aprender.
María Peralta siguió formándose siempre, hasta realizó un curso de UPAMI para aprender a utilizar el teléfono y la computadora y no quedarse afuera de los tiempos actuales.
Su legado más grande es la familia que formó: sus hijos, nietos, bisnietos y tataranietos guardan los recuerdos más hermosos de la vida junto a ella, las excursiones que realizábamos a caballo hasta el Rio Foyel, a chacras vecinas del Mallín Ahogado para comprar frutas y verduras, las tardes de pesca en la laguna cercana a nuestra casa, o los paseos hasta la Catarata donde está la virgen de las Mercedes, su buen humor (aun en sus últimos días nos decía chistes)…
Hoy, no sólo su familia sufre su partida, sino todos aquellos a los que enseñó que, a pesar del sufrimiento siempre se puede salir adelante. Así, flaquita, blanquita de ojitos color cielo, dulce, humilde y una firmeza tremenda en sus convicciones: creía en la democracia y en la participación (hasta las últimas elecciones ella fue a votar), peronista y admiradora de la obra de Evita, por ser la abanderada de los más necesitados. Fue una mujer culta, preparada y formada, mujer Cristiana y comprometida con el prójimo.
Así la recuerdan todos y, por eso, el estudio de FM Piltri y TV Patagonia, hoy llevará formalmente el nombre de “María Peralta”, una mujer valiosa que no pasó por esta vida en vano.

Acerca de Redacción CV

Usuario General

Ver todas las entradas de Redacción CV →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *