Avanza con normalidad la vacunación en Bariloche de menores de 60 con factores de riesgo

El Vacunatorio instalado en el Gimnasio Municipal Nº 1 de San Carlos de Bariloche avanza con la vacunación de personas de entre 18 y 60 años con factores de riesgo y certificado, siempre a quienes llamaron y convocaron previamente, y disponen del turno respectivo.

La coordinadora de la Campaña de Vacunación COVID del Hospital Zonal, Sara Laspina, informó que el operativo para mayores de 18 comenzó la semana pasada con factores de riesgo y avanza según la disponibilidad de vacunas.

Laspina destacó que consideran factor de riesgo sólo a las patologías que estableció el Ministerio de Salud de la Nación, del listado oficial consignado al final.

“Hay gente que viene con certificados médicos de problemas como hipertensión, que por sí sola no está en la lista, o discapacidad en general, cuando se vacuna sólo a un grupo específico de discapacitados, que no pueden usar barbijo o mantener la distacia social”, señaló.

Explicó que hay 12 personas llamando permanentemente a quienes se anotaron en la página del Gobierno rionegrino (https://vacunate.rionegro.gov.ar) y que mucha gente concurre al Vacunatorio sin turno, lo que les genera complicaciones. “Vienen y preguntan, les podemos explicar pero si no tienen el factor de riesgo indicado con certificado no podemos vacunar”, agregó.

Otras vacunas

Asimismo, se sigue vacunando a mayores de 60 y 70 sin turno ni restricción, que por distintas razones no habían recibido la primera dosis, y también personal de salud, docentes y personal estratégico que también faltaba inmunizar.

“No tenemos todavía segunda dosis de las vacunas, estamos esperando que lleguen y vamos a ir convocando también. Tampoco vacunamos a menores de 18, porque ninguna vacuna está autorizada en Argentina para este grupo”, expresó Laspina, en respuesta a la mayor cantidad de inquietudes que reciben.

Factores de riesgo

Este es el listado oficial de factores de riesgo, que habilitan a las personas de entre 18 y 60 años a recibir la vacuna contra el COVID:

– Diabetes tipo 1 o 2 (insulinodependiente y no insulinodependiente)

– Obesidad grado 2 (índice de masa corporal -IMC- mayor a 35) y grado 3 (IMC mayor a 40).

– Enfermedad cardiovascular: insuficiencia cardíaca, enfermedad coronaria, valvulopatías, miocardiopatías, hipertensión pulmonar.

– Enfermedad renal crónica (incluidos pacientes en diálisis crónica).

– Enfermedad respiratoria crónica: enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), fibrosis quística, enfermedad intersticial pulmonar, asma grave.

– Cirrosis 

– Personas que viven con VIH independientemente del recuento de CD4 y niveles de carga viral.

– Pacientes en lista de espera para trasplante de órganos sólidos y trasplantados de órganos sólidos.

– Personas con discapacidad residentes de hogares, residencias y pequeños hogares.

– Pacientes oncológicos y oncohematológicos con diagnóstico reciente o enfermedad “ACTIVA” (menos de 1 año desde el diagnóstico; tratamiento actual o haber recibido tratamiento inmunosupresor en los últimos 12 meses; enfermedad en recaída o no controlada).

– En pacientes que requieran o realicen tratamiento quimioterápico, se recomienda recibir el esquema completo de vacunación (2 dosis) al menos 14 días previos al inicio del tratamiento. De no ser posible, se sugiere demorar la vacunación hasta el momento en el cual exista una recuperación medular estable o se encuentren en fase de consolidación (según corresponda). 

– Personas cursando una TB activa (caso nuevo o recaída, diagnosticados en los últimos 12 meses).

– Personas con discapacidad Intelectual y del desarrollo que inhabilite las capacidades individuales de ejecutar, comprender o sostener en el tiempo las medidas de cuidado personal para evitar el contagio o transmisión de la COVID 19; y/o se encuentren institucionalizados, en hogares o residencias de larga permanencia; y/o requieran asistencia profesional domiciliaria o internación domiciliaria.

– Síndrome de Down, priorizando inicialmente a aquellos mayores de 40 años, en quienes se ha evidenciado un aumento sustancial de la mortalidad por COVID 19 respecto de otros grupos etarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *